Vivir con incertidumbre

En muchas ocasiones, tener una vida bien estructurada, una rutina diaria y unos planes bien marcados de cómo se van a desarrollar los acontecimientos en los principales ámbitos de nuestra vida nos ayuda a vivir de una forma más tranquila, cómoda y segura. Saber con seguridad que va a pasar mañana, la semana que viene o dentro de un mes es importante para muchas personas que quieren tener un control sobre su vida a medio-largo plazo. Por eso, cuando llegan épocas de mayor inestabilidad e incertidumbre sobre lo que puede pasar en los próximos días o semanas supone un contratiempo para mucha gente, llegando a convertirse esta situación en un verdadero quebradero de cabeza.

En general, las actividades y responsabilidades diarias son las que marcan esa estabilidad en nuestra vida. En este sentido hablamos principalmente del trabajo o los estudios. Pero no solo se tiene en cuenta el lado más personal de cada uno, sino que también nos influye la situación de las personas más cercanas a nosotros. Una de esas áreas que nos aporta estabilidad es la profesional o los estudios que estamos realizando. Esto nos ayuda a saber cómo se va a desarrollar nuestro futuro más inmediato en estos aspectos, que están estrechamente relacionadas con las otras áreas que nos aportan estabilidad que son las relaciones personales (vida familiar, amigos, etc.).

¿Qué podemos hacer cuándo llegan momentos de incertidumbre?

Perder el trabajo, cambiar de etapa o vivir una crisis social y económica en la que todo puede cambiar de un día para otro son situaciones en las que se rompe esa estabilidad que teníamos y nos invade la incertidumbre de no saber que puede pasar con nuestra vida ni siquiera en el más corto plazo.

Cuando sucede esto perdemos en cierta medida el control sobre nuestras vidas, ya que no podemos organizar de forma clara y segura lo que tenemos que hacer los próximos días o semanas. En este caso, debemos adaptar nuestro estilo de vida para poder sobrellevar la situación y que no nos afecte de forma negativa.

Lo primero que debemos hacer cuando en un momento así es centrarnos en lo que hacemos y vivimos día a día, dejando de lado los pensamientos sobre lo que puede pasar en el futuro. De esta forma, reforzamos nuestros pensamientos positivos al valorar con mayor intensidad lo que hacemos cada día.

Por otra parte, como hemos comentado, para muchas personas es importante saber qué es lo que va a pasar en el futuro, ya que, entre otras cosas, es algo que nos permite organizar toda nuestra vida y hacer los planes con la seguridad de que van a salir bien. Por lo tanto, en situaciones de incertidumbre, una de las opciones de tener éxito es plantear varias opciones de lo que puede pasar y prepararnos para cada una de ellas. De esta forma, según se vayan sucediendo los hechos tenderemos más posibilidades de saber que tenemos que hacer independientemente de lo que vaya pasando.

Además, es importante destacar que hay áreas de nuestra vida sobre las que sí tenemos control incluso en situaciones delicadas como las que hemos comentado. En este sentido, debemos trabajar en esas áreas de nuestra vida sobre las que sí tenemos control. Por ejemplo, podemos hacer referencia a las personas que nos rodean. Independientemente de como se desarrolle, por ejemplo, nuestra vida profesional, las relaciones personales con familiares y amigos siempre van a depender en mayor medida de nosotros mismos. Trabajar y cuidar esas relaciones nos va a ayudar a sentirnos mejor y hacerles frente a las adversidades que se puedan cruzar en nuestro camino.

Por último, hay que dar especial importancia a la preparación psicológica de cada persona. Cuando nos enfrentamos a estas situaciones complicadas a las que no estamos habituados debemos trabajar nuestra mente para que no nos afecte psicológicamente. Para ello, es importante que pensemos que estamos capacitados para todo, pero que lo que pueda ocurrir no depende al 100% de nosotros. Es este sentido, ser consciente de que el peor de los pronósticos puede suceder hará que no nos pille por sorpresa si nos toca vivir la peor situación que nos podíamos imaginar. Saber que hay una parte que no somos responsables y escapa de nuestro control. Esto nos ayudará a no darnos por vencidos en esta situación y poder salir adelante.

En definitiva, prepararse para gestionar a todos los niveles cualquier situación que se pueda dar en estos tiempos de incertidumbre aumentará nuestras posibilidades de éxito y nos ayudará a vivir de una forma más tranquila, sabiendo que podemos afrontar cualquier situación que pueda pasar.

Cuando nos sacan de nuestra hoja de ruta no sabemos muy bien que hacer. Por eso, también es importante contar con profesionales que nos ayuden a organizar nuestras ideas y gestionar estas situaciones de incertidumbre. En Crescere ponemos a tu servicio psicólogos con experiencia que te ayudarán a vivir con incertidumbre para que gestiones con éxito esta situación diferente. Contacta con nosotros. Puedes visitarnos en nuestra consulta en el Barrio de Salamanca o acudir a nuestros servicios a través de la terapia online.

Summary
Vivir con incertidumbre
Article Name
Vivir con incertidumbre
Description
La incertidumbre nos puede invadir en momentos de crisis e inestabilidad social. Gestionar la incertidumbre es vital para poder desarrollar nuestra vida con normalidad.
Author
Publisher Name
Crescere
Publisher Logo

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *