Terapia de pareja: los celos

No lo leas, escúchalo.

Los celos vienen dados por percepciones en ocasiones reales y en otras imaginadas de que algún factor o persona externa a la relación empieza a resultar una especie de amenaza para la misma provocando en esta una inseguridad y una desconfianza relevante. Los celos aparecen cuando se siente que puede producirse una posible pérdida de la pareja. No obstante, en muchos casos es difícil controlarlos y si estos crecen demasiado en uno de los miembros de la pareja, puede sumergir a la relación en un círculo vicioso que acabe en ruptura.

Como decíamos al principio no resulta del todo extraño tener miedo a perder a una persona que se quiere, es una preocupación que se extiende a todas las personas. En este caso, hablaríamos de celos sanos, lo que significa que estos no alteran el comportamiento de una de las partes de la pareja para que sea controlador o tenga una actitud desfasada con respecto a este miedo.

El verdadero problema viene cuando estos celos son patológicos y si nubla la mente de una o las dos personas que forman la relación. En este punto en el que los celos son un foco de ansiedad, un pilar sobre el que pasa a girar la vida de una persona, en otras palabras, el miedo a perder es una obsesión, es entonces cuando podemos empezar a hablar de un trastorno. Esta situación es de las líneas rojas que una relación nunca debería experimentar, ya que normalmente acaba en una ruptura y no precisamente buena.

Es importante identificar cuando se pasa de los celos sanos a los celos patológicos. Un ejemplo que puede llevar a confusión es que solemos asociar los celos al miedo a que nuestra pareja nos deje por otro, pero no siempre es así. La persona que es excesivamente celosa puede llegar encontrar un problema en que la otra persona tenga una relación emocional con una amistad, o pase un buen rato con cualquier otra persona que no sea él o ella. Por este motivo hay que tener claro cuales son los síntomas que indican unos celos en exceso y por lo tanto dañinos.

Muchas veces, una persona no sabe que sufre celos hasta que no experimenta su primer amor y es ahí cuando surge la duda ¿Por qué soy celoso/a? Normalmente, la respuesta se encuentra en la inseguridad del sujeto, es decir, que la persona en cuestión no considera que merezca ser amada, por lo que aprovecha cualquier factor o comportamiento, por mínimo que sea, para confirmar su teoría. Otro motivo puede ser las creencias que hay en la sociedad, del amor romántico, que se traducen en la pareja como posesión y esto solo tiene un final, los celos.

Las consecuencias desde fuera de la relación parecen obvias, normalmente acaban en ruptura. Sin embargo, para ambas personas tiene otras secuelas. La constante infelicidad de la persona celosa le lleva a desestabilizarse emocionalmente y por su parte, el sentirse observado y controlado termina por angustiar y generar malestar en la persona que sufre del comportamiento celoso.

No obstante, los celos pueden trabajarse para que se disminuyan y se pueden reducir. Lo primero es reconocerse como persona celosa, y el siguiente paso puede ser buscar ayuda externa, hablar del problema y así empezar a dibujar un camino hacia una relación de pareja sana. En Crescere Psicologos somos especialistas en terapia de pareja en el barrio de Salamanca. Si consideras que debes corregir unos celos desproporcionados, contacta con nosotros.

 

Summary
Terapia de pareja: los celos
Article Name
Terapia de pareja: los celos
Description
Los celos vienen dados por percepciones en ocasiones reales y en otras imaginadas de que algún factor o persona externa a la relación empieza a resultar una especie de amenaza para la misma provocando en esta una inseguridad y una desconfianza relevante.
Author
Publisher Name
Crescere
Publisher Logo

Comparte

Facebook
Twitter

Dinos que te ha parecido este artículo, Puntúa (DE 1 A 5 ESTRELLAS)

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *